“La tecnología… básicamente son mis ojos”. Discapacidad visual y accesibilidad web

Cuando me dijeron,-“Tenemos aquí computadoras que hablan”

-“¡¿qué?!” le dije yo y- “se pueden hacer esto y lo otro”

“ ¿En serio?”-le respondí

y no pues, eso me cautivó, me quedé… cautivado valga la redundancia

(José Luis Pozo, director del centro de rehabilitación Manuela Gandarillas )

Habla con las manos. Su entusiasmo se siente en cada relato. Está vestido con un traje negro y camisa blanca. José Luis perdió la vista a sus 23 años en un accidente de motocicleta en la Melchor Pérez y Juan de la Rosa.  “Computadoras que hablan”– repite.  Ahora, es el director del Centro de rehabilitación Manuela Gandarillas, tiene 50 años de edad. Disfruta la vida. 

Estas computadoras parlantes fueron pensadas alrededor de 1983, se pensaba un sistema en el cual el ordenador interactúe con el usuario (Yeliz & Harper, 2019). Esta interacción entre la persona y la computadora ha constituido una forma diferente de abarcar la realidad de las personas con discapacidad visual (PCDV)

José Luis continúa el relato “Entonces cambia el sentido del curso de mi vida”. A las 3 semanas del accidente, su retina se desprende de sus ojos. En este momento es que aparecen las computadoras parlantes. Empieza su interacción con estas y luego se vuelven mediadores de su cotidianidad. “El aparato tecnológico, en este caso la computadora, representa una primera mediación para sus interacciones en línea” (Dámaris et al., 2019). Hay dos puntos importantes a tomar en cuenta, el primero es el uso de estos aparatos tecnológicos y el segundo es la apropiación de los mismos en su realidad.

Tiflotecnología

“Para mi, por ejemplo, cuando descubrí las cosas que podía hacer a través de la tecnología fue como si se prendiera la luz”

(Danny Jiménez, ex-diseñador gráfico)

La tiflotecnología viene del griego en el que Tiflo significa ciego. Por lo que, esta se constituye en un serie de técnicas, conocimientos, recursos para que las PCDV puedan tener un uso correcto de la tecnología (Lorente Barajas, 2006).  Según, José Luis, “La tiflotecnología te ayuda… te abre la oportunidad el acceso a la educación, del acceso a la información del acceso a tu entorno básicamente en tus actividades cotidianas” 

Un punto a tomar en cuenta es que se constituyen tanto en hardware como en software para facilitar el uso de la tecnología. 

  • Anotadores electrónicos. Portátiles adaptados.
  • Impresoras Braille.
  • Magnificadores de pantalla. Revisores de pantalla.
  • Sintetizadores de voz. Líneas Braille.
  • Reconocimiento Óptico de caracteres (OCR). Conversión de textos a Sonido / Braille / Música.
  • Reproductores /grabadores digitales (Daisy). Telefonía móvil. (Sánchez García, 2017)

Ahora es tremendamente accesible ¿no? o sea, todo está, digamos donde pongo mi dedo, me dice qué es lo que hay e incluso me dice qué es lo que tengo que hacer para seguir operando el celular” – hace una pausa, sus manos están apoyadas en su rodillas. Tiene el pelo y los ojos grises. Su voz es calmada. Danny Jiménez fue perdiendo la vista poco a poco. Ahora sólo distingue algunas sombras en algunas horas del día. Tiene 57 años de edad. Aclara su voz y continua- “no sabía que había esas cosas y me sentía tremendamente frustrado de las cosas que quería hacer y no podía, pero cuando empecé a conocer este tipo de tecnología o sea, no hay límites”.

Ahora es tremendamente accesible ¿no? o sea, todo está, Digamos donde pongo mi dedo, me dice qué es lo que hay e incluso me dice qué es lo que tengo que hacer para seguir operando el celular” –

Danny al igual que José Luis usan su celular y la computadora con voz asistida. El otro punto a considerar es la ayuda de la tiflotecnología en las actividades cotidianas. “ahora es más fácil ¿no? le dictas a tu teclado y tu teclado te lo escribe, entonces fantástico ¿no? entonces yo le hago cita con mis amigos ciegos y llego al lugar o quedamos” (Entrevista José Luis)

Apropiación tecnológica

-¿Qué significa el celular para ti?

– Es una herramienta espectacular, me sirve creo que para todo porque cada vez encuentro mayores cosas que puedo hacer a través del celular, o sea, que… básicamente son mis ojos

(Danny Jiménez)

Estos aparatos tecnológicos no sólo han incursionado en un acceso a la información y comunicación sino que también se han constituido en mediadores para las interacciones cotidianas de las PCDV, y de esta forma se han vuelto artefactos culturales y creadores de significado en su realidad (Dámaris et al., 2019). Es decir, si bien los usos de estas NTIC giran en torno a productividad, entretenimiento, aprendizaje, comunicación, entre otros;  también se constituyen en elementos de independencia y autonomía en su diario vivir

De esta manera, José Luis afirma que “entrar al Internet es entrar a todo, entonces creo que en ese sentido se vuelven en algo que de alguna forma, a las personas que tenemos discapacidad visual, nos va… nos va concediendo esta autonomía e independencia en el tema del acceso a la información La tecnología no sólo ha facilitado un proceso de trabajo en las PCDV sino también existe una inclusión social en su entorno.  Por lo que, “La tecnología se utiliza como proceso de rehabilitación social” (Martínez, 2011), dando lugar a una mayor calidad de vida, de pertenencia a su sociedad y una gestión de su identidad. 

Se puede considerar en ambos casos, José Luis y Danny, que hay un antes y un después al incursionar en la tecnología. Se visibiliza un cambio sustancial de la manera que se relacionan con ellos mismos y con su entorno.En base a la tecnología me comunico con todo el mundo, creo que era una de las cosas que me estaba atormentando en un principio ¿no? como que estaba alejado de un mundo “ termina diciendo Danny y sonríe. La comunicación y el diálogo con los otros constituyen la manera en la que nos percibimos y percibimos a los demás, o tal cual como afirma Danny “básicamente… son mis ojos” 

Una infografía que muestra la importancia de la accesibilidad web

Accesibilidad web en sitios web del gobierno

Pero esa inclusión que puede facilitar la tecnología, que incluye acceso a la información, posibilidades de interacción con su entorno y participación en su sociedad, solo puede funcionar si el diseño de los sitios web y apps que se utilizan siguen normas de accesibilidad. Es decir, los dispositivos de accesibilidad necesitan de ciertos atributos visuales, informativos y de metadatos que posibiliten una lectura más fidedigna de los contenidos.

Tales atributos del mundo digital se pueden comparar con las facilidades que se puede y debe ofrecer a las personas con discapacidad en el mundo físico, como ser las rampas de acceso en las calles y edificios, señales y traducciones especiales, etc. Este caso cobra mayor importancia y hasta obligatoriedad en el caso de instituciones de gobierno, dado que brindan servicios públicos. Si bien ya existen varias normas de accesibilidad urbana y algunos estudios al respecto, no existe un preocupación similar para la accesibilidad web.  

Encontramos una guía de hace ya más de 5 años atrás sobre estandarización de sitios web de gobierno que incluye algunos criterios del estándar de accesibilidad de la World Wide Web Consortium conocidos como WCAG (​​Web Content Accessibility Guidelines), pero no se conoce públicamente su avance y cumplimiento. Aquí realizamos una primera medición del cumplimiento de esos estándares en una muestra de sitios web del gobierno de diferente niveles (excepto del sitio web de la gobernación de Santa Cruz que se encuentra en construcción):

Al hacer unas mediciones comparativos con la herramienta axe DevTools en las páginas de inicio de los sitios seleccionados, encontramos una mediana de 98 errores, donde el sitio web con mayores errores de accesibilidad es el de la Vicepresidencia con 353 errores, seguido del Ministerio de la Presidencia con 346 y la Cámara de Diputados con 146.

La tendencia en el gráfico apunta a que los sitios web con mayores problemas de accesibilidad son los del nivel central, siendo los municipios y gobernaciones los que menor número de problemas tienen. 

Los tres tipos de problemas principales de accesibilidad encontrados son: (1) la no identificación de regiones del sitio web, ya que para que los lectores de pantalla puedan identificar esas regiones o roles del sitio web se necesita marcarlos con etiquetas aria; (2) el contraste entre texto y fondo, que en muchas casos es pobre y que no permite la lectura para personas con visión disminuida; (3) la navegación de los links, que no permite que los lectores de pantalla puedan identificar adónde llevan los links antes de elegirlos. El detalle puede verse en el siguiente cuadro:

Los lectores de pantalla comunes utilizadas por personas con discapacidad visual, como ser NVDA, Orca o Jaws, debido a estos problemas no funcionan adecuadamente.

Ponemos a disposición los datos de este análisis en formato abierto y exhortamos al establecimiento y cumplimiento de normas claras de accesibilidad web en los sitios web de gobierno.


Créditos:

  • Entrevistas: Camila Jimenez
  • Ilustraciones e infografía: Valeria Peredo
  • Recolección y análisis de datos: Alex Ojeda

1 comentario en «“La tecnología… básicamente son mis ojos”. Discapacidad visual y accesibilidad web»

  1. Valioso reportaje. ¡Felicidades! Espero tenga una expansión masiva para fortalecer el uso de plataformas inclusivas a nivel estatal y organizacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 4 =